SUSCRÍBETE Y OBTÉN 30% OFF EN PRODUCTOS SIN DESCUENTO + ENVÍO GRATIS EN TU PRIMERA COMPRA. Aplica TyC

ver más

SALE: HASTA 40% DE DCTOS EN REFERENCIAS SELECCIONADAS. Aplica TyC

ver más

PRIMER CAMBIO GRATIS

ver más

ENVÍO GRATIS SIN MONTO MÍNIMO. Aplica TyC

ver más

CONOCE LA COBERTURA DE ENTREGAS

ver más
Rastrear OrdenLocalizador de tiendas

Levi’s® 501® Originals: A través de las décadas.

ESTILO Y PERSONALIZACIONES EN LOS AÑOS 70 Y 80

Si los 60 pintaron con brocha, los 70 lo hicieron con un marcador mágico. El surgimiento de nuevos géneros de música como el punk y el hip-hop a mediados de los setenta hizo que la experiencia de la era “Encender, sintonizar, abandonar” llegara a todos con el uso de seguros de metal en la ropa y los clásicos fanzines. El auge del hip-hop también marcó el comienzo de una nueva era de estilo de bricolaje utilitario en el arte, la música y la moda que marcaría tendencias durante las próximas dos décadas.

Difícilmente se puede exagerar el drama de esta transición. En 1973, Lynyrd Skynyrd lanzó "Freebird", un himno de rock sureño que, en la versión del álbum, registró poco más de nueve minutos (los últimos 4:13 no son más que un solo instrumental y de guitarra). Un año después, los Ramones tocaron su primer “show en vivo” (algunos lo llaman un ensayo) en Performance Studios en Manhattan. Ninguna canción registró más de dos minutos. La composición era tan cruda, áspera y sencilla que se hizo el sonido y estilo del futuro.

Para los Levi's® 501® esto significó un alejamiento de los colores llamativos, flecos y psicodélicos de Woodstock y un acercamiento al estilo ajustado, descolorido, desgastado y, en muchos casos, desgarrado de los íconos de la época como Patti Smith y su grupo. Como dijo Legs McNeil, cofundador de la revista Punk y coautor de Please Kill Me: The Uncensored Oral History of Punk, se trataba de "decirle a los niños que no esperen a que les digan qué hacer, sino que vivan por sí mismos, se trataba de motivar que la gente usara su imaginación de nuevo, se trataba de no ser perfecto, se trataba de mostrar que estaba bien ser aficionado y entretenido, que la verdadera creatividad surge del desorden”.

Esta era la era de la personalización, haz lo que quieras, la perfección a través de la imperfección. Se trataba de encontrar unos 501® viejos y destartalarlos para convertirlos en algo genial con ayuda de seguros de metal y marcadores. Se trataba de expresarse de cualquier manera posible, sin importar el pasado o de donde vinieran. Y los 501®, la prenda más democrática que existe, estaban en el centro de todo. Lo que inicialmente era un manifiesto de rebelión en los años 50, se convirtió en los cimientos de la rebelión en los 70 y 80. Los 501® fueron el lienzo sobre el que los jóvenes declaraban sus ideales.

El efecto de esto se sintió en todos lados. De la mano del estilo citadino de gente como Debbie Harrry y Richard Hell, los 501® entallados, desvanecidos, y algunas veces desgarrados, se veían en todos lados, desde Ronnie Wood, Marvin Gaye, hasta Cher. Andy Warhol se puso los famosos 501® en los años 70 y 80, y el estilo entallado, recortado y descolorido se convirtió en algo común entre la comunidad gay de San Francisco.

En Jamaica, los mismos pioneros que llevaron el R&B y el jazz a la capital Kingston en los años 50 y 60 también llegaron con barriles literalmente llenos de ropa estadounidense, incluido el de denim Levi's®. Esto aseguró que los 501® fueran un elemento básico en las culturas reggae y dancehall que surgieron en la década de los 70. El hip-hop también adoptó rápidamente a los icónicos jeans. Como una nueva propuesta que desafía la influencia de la música disco, los pioneros del hip-hop de los años 70 como DJ Cool Herc, Afrika Bambaataa y Rock Steady Crew encontraron la vibra funcional y de rebelión en un par de 501® desgastados.

A medida que el punk dio paso al post punk y luego al New Wave, el espíritu de customización de finales de los 70 desapareció, en gran medida reemplazado por colores brillantes, cortes asimétricos y hombros anchos. Pero los Levi's® 501® siguieron siendo un pilar, así como un elemento básico personalizable. Desencadenado por el punk y el hip-hop, los 501® cruzaron casi todos los límites subculturales. Run DMC los combinó con Adidas de punta de concha. Los Stone Roses usaban 501® en la floreciente escena de Manchester, al igual que otro famoso nativo de Manchester, Morrissey. No olvidemos al adolescente de los suburbios que viajaba en el tiempo, Marty McFly, usaba sus 501® exactamente de la misma manera que Axel Foley, el policía de Beverly Hills: ajustados, descoloridos y con un clásico par de tenis blancos.

A lo largo de esta era, los Levi's® 501® sirvieron como puente, una prenda que se adapta a cada estilo y estética. No importa la edad, no importa el gusto musical, no importa el trabajo; los Levi's® 501® eran un elemento básico de cada clóset. Ya sea que se usaran discretos y frescos como Axel Foley, descoloridos y clásicos como Bruce Springsteen, o desgarrados como Joey Ramone, los 501® de los años 70 y 80 fueron realmente los jeans creados para todos.