40% DE DCTO EN TODA LA TIENDA PAGANDO CON TARJETAS BANCOLOMBIA. Aplica TyC

ver más

DEBIDO A LA SITUACIÓN ACTUAL DEL PAÍS, LA TRANSPORTADORA PUEDE PRESENTAR DEMORA EN LA ENTREGA DE LOS PEDIDOS

PRIMER CAMBIO GRATIS

ver más

ENVÍO GRATIS POR COMPRAS SUPERIORES A $200.000. Aplica TyC

ver más

CONOCE LA COBERTURA DE ENTREGAS

ver más
Rastrear OrdenLocalizador de tiendas

Levi’s® 501® Originals: A través de las décadas.

DESDE BRANDO HASTA WOODSTOCK

SI HAY ALGO QUE LOS 50 Y 60 NOS ENSEÑARON ES QUE LOS 501® SON UNA CONSTANTE.


A principios de la película Rebelde Sin Causa de 1955, un solo fotograma contribuiría a preparar el escenario para lo que se convertirían en los próximos 65 años de moda casual. Jim Stark, interpretado por James Dean, se enfrenta a un grupo de delincuentes juveniles en su nueva escuela secundaria. A su alrededor, los estudiantes están vestidos con suéteres con letras y faldas de caniche, lo clásico en una feria de los años 50. Pero los niños, las “Ruedas”, como se les llama, visten jeans azules. Cinemáticamente, es una señal visual que Nicholas Ray, el director de la película, utilizó para separar a los niños geniales de los aburridos. Por un lado, gabardina. Por el otro, denim con costuras a la vista.
Esos jeans, y especialmente los 501®, se transformaron en el “uniforme” de los jóvenes rebeldes en gran parte como un producto de Hollywood. Para la década de 1940 no era extraño que los jóvenes, rebeldes o no, usaran lo se conocía como overoles de denim. Sin embargo, eso cambió en 1953 con el lanzamiento de The Wild One, protagonizada por Marlon Brando, intrepretando a Johnny Strabler, líder del Black Rebels Motorcycle Club, Brando catapultó el look de los jeans Levi’s® 501®, botas y chaqueta de cuero negro a la conciencia de la cultura pop. Sus Levi’s® 501® de 1947 fueron una inspiración directa para el vestuario de Rebel Without A Cause, que hizo de los jeans Levi’s® el nuevo uniforme de lo genial.

Al llegar los 60, los Levi’s® 501® fueron adoptados por todo tipo de figuras de la contracultura. Motociclistas, roqueros, cantantes de doo-wop, poetas beats, artistas… Si necesitabas ponerte algo que se viera cool, los 501® eran la opción. En Reino Unido, los 501® ya eran un elemento básico para los roqueros, una subcultura de jóvenes motociclistas, también reconocidos como Ton Up Boys, que se inspiró en gran medida de Johnny Strabler de Brando y que seguiría influyendo en los punks y los Teddy Boys de la era siguiente. Incluso las estrellas de cine más allá de Brando se convirtieron en fanáticas del 501®. Marilyn Monroe, en una foto ahora famosa, mostró con orgullo las icónicas costuras arqueadas en los bolsillos traseros de sus 501®.

Durante los años 60, el denim, en específico los Levi’s® 501®, fueron parte del movimiento por los derechos civiles, así como en las protestas en torno a la guerra de Vietnam, los derechos de las mujeres y los derechos de los homosexuales y LGBTQ. Fue la mezcla del aura de rebelión de los 501®, así como sus raíces de cuello azul, lo que ayudó a convertirlos en un elemento básico entre los organizadores y activistas de los derechos civiles, incluido Martin Luther King Jr., se vestían regularmente con denim para mostrar solidaridad con los trabajadores manuales y la clase trabajadora. Es importante destacar que los 501® fueron adoptados tanto por hombres como por mujeres activistas durante esta era, convirtiéndolos en un símbolo importante de igualdad entre los sexos, así como en una prenda práctica para largas jornadas de organización. De hecho, el denim se volvió tan omnipresente entre los miembros masculinos y femeninos del Comité Coordinador de Estudiantes No Violentos (SNCC) que finalmente se consideró como una parte esencial del uniforme del grupo.

A finales de la década de 1960, Levi’s® fue tanto influenciado como influyente en la cultura. A medida que los jóvenes se adueñaron rotundamente de los 501®, la compañía comenzó a dirigirse específicamente a los jóvenes en su publicidad, principalmente a través de la radio y la música. En 1967, Levi’s® se asoció con el promotor de conciertos icónico Bill Graham, quien contrató a una banda clandestina de San Francisco llamada Jefferson Airplane para grabar una serie de pistas en el auditorio The Fillmore que mencionaban a Levi’s® en la letra. Las pistas luego se reproducirían en la radio para despertar el entusiasmo por los jeans Levi’s®. Llamar a esta jugada profética sería quedarse corto. Cuando se lanzaron las pistas, Jefferson Airplane era una de las bandas más populares del país, y los habitantes de la escena musical de San Francisco, a menudo vestidos con Levi’s®, estaban firmemente frente del “espíritu de la era”.

Esta época de los Levi’s® 501® fue mucho más suave. “Los años 50 tenían una estética más elegante y limpia. Incluso con denim”, dice Paul O’Neill, diseñador jefe de Levi’s® Vintage Clothing en Levi Strauss & Co. “Jeans oscuros, camiseta blanca almidonada. Para cuando llegas a los años 60, las cosas se relajan. Más desaliñados, jeans gastados, camisetas a rayas”. Y, lo que es más importante, como señala O’Neill, esta es la era en la que se estableció el enfoque moderno de la ropa informal. “Fue la primera vez que las personas se ven como se ven hoy. Desde entonces, realmente solo la silueta ha cambiado”. Un par de 501® destartalados y una camiseta es un uniforme moderno icónico. Ya sea en 1969, 1989 u hoy.

Si seguimos hablando del linaje moderno de los Levi’s® 501®, a finales de los 60 también es cuando la personalización se convirtió en lo máximo. En algunos aspectos, los 501® siempre habían sido un lienzo en blanco, pero más en términos de cómo se usaban y con qué se usaban. Con el amanecer del Verano del Amor y el estilo hippie, se trataba de lo que les hiciste. 501® teñidos y blanqueados, 501® recortados o shorts, 501® pintados con signos de la paz y frases de la contracultura – en una famosa foto de la revista Life de Woodstock en 1969, un hombre tiene una lechuza amarilla pintada en la parte delantera de sus 501®. Quizá lo más memorable de la época son los 501® con los dobladillos cortados o con parches cosidos para crear una pierna “de campana”. A veces, esto se hacía en casa y, a veces, en tiendas como Mnasidika en Haight y Ashbury en San Francisco, que atendían a Janis Joplin y Jimi Hendrix. Los pantalones acampanados se convirtieron en la silueta que definió la época.

Hoy en día existen tantas posibilidad para hacer únicos los Levi’s® 501® que es difícil imaginar un momento en el que fueran principalmente para trabajadores de fábricas y comerciantes. Pero si hay algo de los años 50 y 60 nos enseñaron, es que los 501® son una constante. Las modas pueden cambiar a su alrededor, y la forma en que se usa puede cambiar (crudo o descolorido, ajustado u holgado), pero los 501® en sí mismos nunca cambian. Pierna recta, Red Tab, bragueta de botones, son el corazón y el alma de Levi’s® y, desde los días del joven Marlon Brando, también lo son del estilo americano.